Hipocampo y Hojarascas

Lo encontré en la playa sobre la arena, una tarde de Octubre. Frágil y pequeño... lo tomé en mis manos con cuidado. Me resultó extraño que algo tan delicado esté intacto sobre la arena y más aún el hecho de su cercanía. Estaba prácticamente a mi lado. De los tesoros que deja el mar, no se por que... me resultó tan mágico y enigmático. Desde ese día me pregunté si traía consigo algún mensaje o solamente era un "instante" más... de esos imborrables y eternos.


Hipocampos... símbolo de la fidelidad.
Se dice que estos "Caballitos de Mar" (Cavallet de Mar, Sea Horse, Cavalo Marino) no sobreviven si su pareja muere. Lo que si es muy cierto, es que son "padres ejemplares" ya que el macho es quien lleva en su "saco ventral" los huevos de los cuales nacen sus crías.


11 comentarios:

Bernardo dijo...

No es extraño lo q te sucedió con el hipocampo ….. estas cosas son un reflejo de lo q somos y hacemos en esta vida ….. si a veces nos suceden cosas q no nos agradan es q algo en nosotros tiene q cambiar ….. solo a los seres especiales les suceden cosas especiales ….. el hecho de saber apreciar tan delicado y sutil instante es el gran mensaje …. Encontrar en las cosas mas simples y sencillas de la vida la armonía y belleza de la creación ….

Gracias por compartir con nosotros estos bellos y Eternos Instantes.

Ber

Bet del Mar dijo...

Gracias por tu comentario y pensamiento!! Coincido plenamente contigo Bernardo.
La idea es que todos los que pasen por aquí cuenten un poco, que les sucedió al leer el relato. Es enriquecedor descubrir lo que otros ven en las cosas, todo aporta y hace crecer.
Bienvenido a mis instantes y a Valeria también.
BeT

rusoazul dijo...

pues yo no he podido evitar derramar una lagrimilla virtual

A pesar de todo, me parece la muerte una cosa cruel y triste y, siento decirlo, en muchas ocasiones me afecta más la de un animal, planta o roca que se quiebra que la de un ser humano

Pero hay que disculparme, es mi misantropia congenita y el total desprecio hacia los "rasgos comunes que comparte la humanidad" lo que siento y que, ademas y con el paso de los años, no hace mas que aumentar.

Un saludo y espero que hayas tenido un buen viaje

Bet del Mar dijo...

Rusoazul! Precisamente el post lo he llamado hipocampo y hojarascas, porque me pareció afin... al ver una hoja seca, o el esqueleto de lo que fue ese pequeño ser... me da mas una sensación de liberación que de crueldad. No te voy a negar que sentí una angustia...pero la angustia tiene más que ver con el paso por esta existencia que por la liberación. En mi caso no dejo de sentir la crueldad al ver un animal, o ser, agonizando o sufriendo...hay muchas maneras de agonizar. Una vez emprendido el vuelo es la sensación de liberación la que me invade. Pero bueno...cada uno siente como siente. Eso es lo bueno...poder expresarlo y compartir.
En el caso de Bernardo...coincido con lo que dice al respecto de que nos suceden las cosas muchas veces como estamos predispuestos a que nos sucedan...más allá de lo bueno o malo... Un instante "eterno" no necesariamente es algo bueno que te sucede, sino un instante que te cambia la vida, que te hace VER, una experiencia de vida que produce una revolución.
Saludos desde la "city" porteña, entre cúpulas y notas de "tango"...BeT

formentera67 dijo...

Es enternecedor ver que la naturaleza, es tan frágil y a la vez tan fuerte como para que criaturas tan "especiales" sobrevivan en este mundo tan cruel. Y a la vez es sorprendente que sea el "macho" de la especie cuide con tanto esmero a sus crías, algunas especies de dos patas y con cerebro deberían aprender algo de ellos. Un Saludo Bet.

Bet del Mar dijo...

Formentera, me alegra tu visita por estos mares!! La naturaleza es así... para algunos puede parecer fuerte o débil, cruel o bella...es lo que es. Asombrosa para mis ojos y mi sentir. Así la definiría ya que no deja de sorprenderme y maravillarme con su grandeza, más allá de las dualidades.
Creo que el hecho de que en esta especie el macho sea quien cumple el rol de cuidado y protección de la cría por nacer, tiene más que ver con que en realidad es producto de nuestra mente pensar en "macho" y "hembra" como tal o cual.... No hay cuestiones privativas por el sexo, sino que cada ser es según su evolución. Tenemos que aprender a evolucionar...más allá de ser mujeres o varones. El hecho de amar, proteger y cuidar, es tanto para hombres como para mujeres. Somos nosotros quienes lo condicionamos.
Realmente es maravilloso poder descubrir el comportamiento de otras especies y ver cuanto más hay para aprender...cuantos seres que en realidad no conocemos, aunque vivan dentro de este planeta.
Saludos...nuevamente desde las orillas del mar: Bet

juanarmas dijo...

Pues leído todo este hilo sobre tan curioso tema, y aunque suene cursi, sólo queda maravillarse ante los secretos con que nos seduce la naturaleza del Ser -ajeno a divisiones sexuales o de cualquier tipo- que fluye cual uno bajo el mundo de las formas.

Aunque no tengo foto, una vez me encontré dentro de una vieja lata en el Parque del Teide, a dieciocho escarabajos negros muertos, en perfecto estado (influiría quizás que era una lata de cerveza ;) Fuera bromas, hallar en su interior ese contenido supuso una sorpresa que, creo que como tú, consideré llevaba su mensaje. Ellos acabaron formando parte de una pequeña fuente que aún conservo. En fin, parece el cuento del abuelo, pero al leer tu escrito y el hilo me ha venido esta vivencia a la memoria.

Preciosa foto.

Un saludo desde las Canarias,

Juan

Bet del Mar dijo...

Bienvenido Juan! y gracias por tu comentario y tu anécdota sobre el hallazgo de los escarabajos. Precisamente es lo que busco a través de estos post, que quienes visiten mis "instantes" puedan contar sus vivencias y revivirlas.... compartir así esos instantes que quedaron imborrables en nosotros.
Saludos también para ti:
BeT

2tintas dijo...

El caballito de mar es precioso y la composición con el lecho de hojas de ¿eucaliptos? es perfecta. Es un tesoro
Ahora bien, lo admirable está en el hecho de que miraste y lo viste.
Hay tantas pequeñas y grandes maravillas en nuestro mundo que miramos pero que no vemos...

Bet del Mar dijo...

Si, exactamente, son hojas secas de pino y de Eucaliptos... muy sugerente, más tratándose que el nombre del lugar donde vivo es "Pinamar", no hace falta demasiado para imaginar como es ;-)
Saludos y bienvenida a estos mares: BeT

Mari dijo...

Ajá. Caballito de mar sobre hojarasca.
Y leyendo los comentarios pienso: buena idea, la de contar las cosas que se nos ocurren al ver las imágenes que ponés. Como un "sacar afuera" lo que tira de adentro de nosotros mirando la foto.
A mi hija le dio mucha pena. Yo no vi la muerte, vi sólo el caballito de mar. Animalejo precioso, con una bella forma y hermoso simbolismo. No voy a decir que lo vi "más allá de la muerte", porque ni siquiera fue eso... qué curioso.

Y besos
=)