Atardecer y Luna Creciente... Martes 8 de Abril

Las fotos prometidas...
Los "instantes capturados" durante el bello y exótico atardecer de ayer:
Los colores del ocaso pincelaron el cielo, como llamaradas incandescentes.




Las nubes dejaron paso a la Luna que pudo emerger entre ellas.







La Luna sigue su recorrido sobre la copa de un árbol...
Su destino, tocarse con las Pléyades y brillar al unísono en el oscuro cielo.





"Presente Absoluto"... paisaje para contemplar.

10 comentarios:

Rudy Spillman dijo...

Hermosísimos paisajes, Bet. Debes vivir embriagada de paz, ingiriendo y respirando esa atmósfera, amén de la satisfacción ocular.
A mí me trae nostálgicas reminiscencias y un familiar perfume a eucalipto.
Charlamos. Bye. Chau, chau.
Rudy

Mari dijo...

Soy tan distraída... salí cuando era noche cerrada. El cielo estaba precioso, lleno de estrellas (se ven bastantes, aunque no tantas como cuando era chica, hay más luces por acá)
La luna no la encontré. Pero acá la estoy viendo en tus fotos. Gracias.
Y besos

Juanarmas dijo...

Instantes eternos... en especial para ti, que disfrutaste de ese instante y de la elección del encuadre, y de ese espacio sin respiración antes del CLICK;)

Gracias por compartir, y gracias también por este premio que acabo de hallar en el blog.

Un abrazo,

Juan

psicoastrológico dijo...

Precioso... Seguro que alguna foto cae para mi blog con tu permiso :)
José

Bet del Mar dijo...

Rudy!! me imagino que los recuerdos nos envuelven como brisas...esos instantes que se vuelven eternos por su magia. Seguramente todo a cambiado mucho, esta zona fue creciendo en los últimos años... pero aún quedan eucaliptos que nos regalan su perfume y que en conjunción con el sonido del mar, le dan al lugar un toque de ensueño.
Mari, lo bueno es que pi}udiste ver las estrellas... a mi me pasó al revés, el ocaso estuvo bastante despejado, sólo algunas nubes, como se pueden apreciar en la foto, como un velo sobre la luna. Pero luego, cuando ya el sol estaba debajo del horizonte y era hora de ver las estrellas, el velo de nubes se volvió más espeso y ya no pude ver las pléyades. De todas maneras, los instantes del atardecer fueron sublimes.
Juan! si, realmente contemplar esas pinceladas de cielo y encontrar ese lugar siguiendo el ocaso fue un mágico instante. En cuanto al Paracelso 2008, bien merecido lo tiene el Viaje de Riddhi, mención que destaca a la palabra como verbo y como fuerza creadora que acaricia el alma.
José Ignacio, me alegro que las fotos tengan un espacio en tu SerMasYo. Que bueno...así muchos más pueden vivir ese instante. Lo bueno de la fotografía es que ese instante da lugar a nuevos instantes propios y únicos para cada persona que contempla la imagen, volviéndose reflejo de nuestro propio ser. También me han pedido una para la tapa de un disco "Presente Absoluto", el último material discográfico de Dani. Así que imagínate lo feliz que estoy de poder participar y estar presente, a través de una de mis imágenes, en otros proyectos!!.
Gracias a todos por sus comentarios y bienvenidos a estos instantes.
Saludos, en un día muy especial para mi:
BeT

pipe dijo...

Muy bueno el sitio, interesantes temas, lo tendre presente entre mis lecturas.
saludos pipe

Carlos Soler dijo...

Bet muy logradas las fotos, ademas este árbol solitario da mas contraste al atardecer. ¿Que árbol es? En mi pueblo hay un árbol carismático, también esta solo, es un pino y tiene muchos años, se ha convertido en todo un símbolo, los lugareños lo llamamomos "En Pi d'en Xandri" El pino de Xandri. Esta en un lugar protegido de la construcción, la pregunta es si en algún momento sucumbirá a planes urbanísticos. Yo no lo creo por ser un símbolo del pueblo, pero nunca se sabe. Salud.

Carlos Soler dijo...

Y felicidades por el Premio Paracelso.

Paco dijo...

¡que bellos instantes estos que nos traes! esos cielos degradados con pinceladas anaranjadas son una preciosidad...

saludos

Bet del Mar dijo...

Pipe! gracias por tu vista y cometario, Bienvenido a mis instantes!!, No pude ingresar a tu blog a través del perfil, aparece bloqueado. Si vuelves, déjame el link así puedo visitar tus mares y conocerlos.

Carlos!! Gracias por tus comentarios y por compartir el relato del pino de Xandri, buscaré en internet fotografías para conocerlo, al menos por el momento, virtualmente ;-)
El árbol de la fotografía no es un árbol especial, simplemente estaba ahí y los colores del ocaso y el instante capturado se dio para que la imagen sea mágica. Buscaba la luna para fotografiarla, siguiendo la pista de los colores del atardecer salí hacia la ruta (el oeste, donde está la entrada de Valeria del Mar)y de allí, mirando hacia los campos de Madariaga, encontré el lugar y me fascinó.

Paco, para mi un honor tu comentario. Que bueno que te hayan gustado mis cielos.... los tuyos son grandiosos y tienen un magia enigmática muy especial.

Saludos y gracias a todos:
BeT