Saltar el Abismo


fotos y creaciones de:

3 comentarios:

hoxingu dijo...

Hace un tiempo tuve un sueño lúcido(de esos en los que sabes que estás soñando y que nada de lo que ocurre es real) en el que me encontraba al borde de un precipicio y a punto de caer al vacío, lo que me causaba mucho temor. Al percatarme de que estaba viviendo un sueño pensé: ¿por qué no dejarme caer?. Me precipité al vacío, sabiendo que no podría ocurrirme nada; la sensación de caída libre es única, algo especial. Cuando llegué al suelo, me incorporé y eché a correr, sin haberme hecho daño ninguno. Desde ese día el miedo a los abismos de la vida fue menguando; a día de hoy ya sé que los innumerables abismos que nos aguardan en nuestro viaje de crecimiento personal no son tan grandes y tan peligrosos como nos imaginamos. Este espejismo que llamamos realidad es el que nos hace imaginarlos así.
Gracias bet.

Bet del Mar dijo...

Hoxingu, gracias a ti por compartir tu experiencia y enriquecernos con la manera tan bella y a la vez lucida de comunicarla.
Abrazos:
BeT

ABRAXAS CADIZ dijo...

Magnífica la foto y magnífico el pensamiento, Bet.
Me ha hecho recordar lo que contaban los chinos sobre los tigres de papel, esos que cuando no les tienes miedo y los acometes, te das cuenta que son solo de papel, que no eran reales.
Como dice la sabia frase, lo que nos parecen abismos en nuestro camino no son tan anchos como creemos.
Gracias por hacerme reflexionar sobre ello.
Un abrazo.