Dientes de León...




«DIENTES DE LEÓN»
Cuento:

"Un hombre que se sentía orgulloso del césped de su jardín, se encontró un buen día con que en dicho césped crecía una gran cantidad de «dientes de león». Y aunque trató por todos los medios de librarse de ellos, no pudo impedir que se convirtieran en una auténtica plaga.
Al fin escribió al ministerio de Agricultura, refiriendo todos los intentos que había hecho, y concluía la carta preguntando: «¿Qué puedo hacer?». Al poco tiempo llegó la respuesta: «Le sugerimos que aprenda a amarlos».

También yo tenía un césped del que estaba muy orgulloso, y también sufrí una plaga de «dientes de león» que traté de combatir con todos los medios a mi alcance. De modo que el aprender a amarlos no fue nada fácil.
Comencé por hablarles todos los días cordial y amistosamente. Pero ellos sólo respondían con su hosco silencio. Aún les dolía la batalla que había librado contra ellos. Probablemente recelaban de mis motivos.
Pero no tuve que aguardar mucho tiempo a que volvieran a sonreír y a recuperar su sosiego. Incluso respondían ya a lo que yo les decía. Pronto fuimos amigos.
Por supuesto que mi césped quedó arruinado, pero ¡qué delicioso se hizo mi jardín...!"

EL CANTO DEL PÁJARO - ANTHONY DE MELLO

13 comentarios:

Phivos Nicolaides dijo...

BeTina hola. Usted es hijo lindo. Un chico muy guapo. Recuerdos. Felipe. Tina your son is very cute. Best regards and kisses. Philip

magiceye dijo...

beautiful pictures.. unfortunately could not understand text as not in english :(

Bernardo dijo...

Muy bellas imágenes y hermoso relato, deja una enseñanza muy profunda, ojala todos pudiéramos aprender amar a todas las flores del jardín, nos empeñamos en discriminar unas de otras dando le mayor importancia a unas que a otras, cualquiera soportaría diez pinchazos de una espina de rosa, pero ni uno de un cardo, seguramente este seria arrancado de raíz para dejarlo morir en una pila de basura, si ese diente de león creció en ese jardín es por que ese es su lugar, hay que respetarlo y dejarlo ser.

Gracias por compartir este relato y las imágenes.

Pudiste reparar tu cámara?

Si es así me alegro mucho, espero con muchas ansias ver tus imágenes.

Saludetes.

Neli dijo...

Un relato precioso con moraleja incluida.
Tenemos que aprender a vivir con lo que tenemos, hacer el camino con las piedras que se nos pongan en él.
Amar lo que tienes es sinónimo de felicidad.

Me ha gustado mucho tu manera de escribir y transmitir las cosas.

Un saludo.

magiceye dijo...

thank you so much for the translator! i could enjoy the wonderful story!

Mari dijo...

Tengo especial cariño por los dientes de león. Y especial cariño a Antony de Mello. =)

Gracias!!!

Y hasta más ver, que estas semanas andan agitadas por acá
Besotes!

Fali dijo...

Saludos en el Día mundial de comentarios Blog.
Fali

Rudy Spillman dijo...

Bet, me encantan estos relatos porque guardan siempre una valiosa enseñanza detrás del contenido de sus palabras.
Supongo que la foto será de Dante. Tienes unos hijos hermosos.
Deseo aprovechar la oportunidad para saludarte especialmente, amiga, en el Día Mundial de los Comentarios en Blogs.
Un afectuoso abrazo para ti y toda tu hermosa flia.
Rudy

Fali dijo...

Be:
¿Que tal estás?
¡Saludos con frio espantoso!
Fali

Juanjo dijo...

Hola Bet, como estas? espero que estés muy bien.Cuanto tiempo sin saber nada de ti.

Un Abrazo

MaRTi dijo...

Hola BeT, pasaba a saludar, que tal el verano por allá. Por aquí ha nevado.

Un saludo.

juanarmas dijo...

Hola Bet,

Gracias por las fotos, por su mensaje y por la enseñanza que compartes sobre el valor de amar incondicionalmente.

Gracias también por el cuento de Antony de Mello.

BeTina dijo...

Gracias a todos los que comentaron en el post.
Estuve unos días sin entrar a internet, disfrutando de la visita de mi madre y mi sobrina ;-)
De a poco me iré poniendo al día con los comentarios y la visita a los blogs amigos.
Abrazos a tod@s!!
BeT.